Seleccionar página

Entrenador personal: Como entrenador personal, mantengo una primera entrevista con mis clientes en los que valoro sus objetivos y necesidades, sus horarios y el tiempo que desean invertir en conseguir sus propósitos, de esta forma trabajamos según el objetivo marcado (pérdida de peso, tonificación muscular, pasar pruebas físicas…) Durante una hora me hago cargo del tipo de ejercicio que mejor le conviene según las necesidades y le explico la ejecución del ejercicio que  tiene que realizar, las repeticiones, las series y lo más importante, el tiempo de descanso entre un ejercicio y otro. Les explico qué tipo de músculo están trabando, ya que de esta forma concentran toda la fuerza en esa zona y es mucho más factible el entrenamiento y la capacidad de movimiento de ese músculo. Muchos clientes necesitan hablar contigo de sus problemas personales y muchas veces hay que escuchar al cliente, le proporcionas un apoyo diferente y se sienten bien contigo, de esta forma es más fácil motivarlos y que cojan confianza, que tengan ganas de volver al día siguiente, que vean resultados en su propio cuerpo. En el caso de mis clientes, les propongo un plan nutricional personalizado además de una tabla de ejercicios para los días que no tiene entrenamiento.

Plan nutricional: El plan nutricional es el 50% de un cuerpo sano, el ejercicio es muy importante siempre que se lleve a cabo una alimentación saludable. A mis clientes les personalizo su dieta acorde a sus necesidades, sus problemas de salud, sus horarios y sus gustos. De esta forma comen cada 3-4horas dentro de su horario de trabajo, sin trastocarle nada. Un plan nutricional no consiste en quitar alimentos ricos en hidratos de carbono, sino en saber comer saludablemente, saber ingerir los tipos de los alimentos y lo que tu cuerpo necesita a determinadas horas del día. Los clientes ven resultados a las pocas semanas y además comen lo que les gusta.

Quiromasaje: Algo tan importante como es la salud, también se refleja en nuestro cuerpo en forma de dolor, cuando terminamos de hacer ejercicio es muy importante estirar los músculos que hemos trabajados y muchas veces olvidamos hacer esto, y se refleja en forma de dolor, por alguna pequeña rotura fibrilar, contractura… Cuando estamos muy estresados se tensa el trapecio, si trabajamos muchas horas frente a un ordenador la espalda acaba dolorida. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los dolores que tenemos son posturales y que mejorando esto, nuestra salud cambiará por completo. Por eso es importante saber qué posturas debemos tener y con ayuda de un masaje favoreceremos la oxigenación de la sangre, nuestros músculos estarán más relajados, nuestra mente se despeja y nos permitirán realizar cualquier tipo de ejercicio con mayor movilidad. Nos centramos en la movilidad del paciente y en relajar las zonas doloridas, en estirar bien los músculos para poder trabajar y destensar toda la zona afectada.